Miércoles 7 de Diciembre de 2022
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    15° - 30°
  • Intervalos nubosos con lluvias débilesVilla DoloresCórdoba, Argentina
    24° - 40°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    24° - 39°
  • Cielos despejadosEstacion UspallataMendoza, Argentina
    15° - 30°
  • Intervalos nubososCandelariaSan Luis, Argentina
    24° - 42°
  • Cielos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    18° - 35°
  • Intervalos nubososSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    23° - 37°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Latam 07/11/2022

Brasil (Vargem Grande Do Sul): La cosecha de papa 2022 fue buena para los productores

El gran movimiento de camiones que transportaban papa o junto a empresas procesadoras para cargar el producto, prácticamente terminó en la ciudad.

Lo mismo está ocurriendo también con decenas de autobuses que llevaron a cientos de trabajadores manuales a cosechar papas en Vargem Grande do Sul y en los diversos municipios de la región, donde se realizó la cosecha de 2022.

Informe del diario Gazeta de Vargem Grande, este año. fue muy bueno para los cultivadores de patatas. En palabras de un agricultor, “un año bendecido por la productividad, la calidad y los precios alcanzados”.

En la región de Vargem, que abarca varios municipios, pero cuya mayoría de sembradores residen en la ciudad, se sembraron alrededor de 11.000 hectáreas de papa, con una productividad entre 700 y 800 sacos de 50 kg. Para Pedro Marão, presidente de la Asociación de Productores de Papa de la Región Vargem Grande do Sul (ABVGS), fue una buena cosecha, a pesar de todos los problemas enfrentados durante el ciclo de cultivo. “Al principio la productividad fue mucho más baja de lo esperado y conforme avanzó la cosecha fue mejorando hasta el final”, dijo.

El precio del producto pagado a los productores de papa varió un poco durante la cosecha, que comenzó en julio de este año. Las papas destinadas al mercado, también conocidas como papas de mesa, son las más sembradas en la región y al inicio de la cosecha, el productor de papas recibía un promedio de R$ 70,00 por saco de 25 kg de papas de buena calidad. El precio más bajo osciló entre R$ 40,00 y R$ 50,00 por bolsa.

Según explicó el empresario Marconi de Jesús Andreato, propietario de Beneficiadora de Batata Santana, que también trabaja con la compra y venta del producto, debido al aumento de la producción, entre el 20 de julio y mediados de agosto, el precio bajó a alrededor de R $ 35.00 por saco de 25kg pagado al productor. “Fue un mes delicado para los productores, con precios que bajaron mucho, pero en septiembre hubo una buena reacción, volviendo a cerca de R$ 70,00 por bolsa”, explicó Marconi, al comentar las muchas variaciones de precios que ocurren durante la cosecha de el cultivo, que dura una media de 100 días.

Este buen precio se mantuvo hasta principios de octubre, variando un poco por encima de la media, pero poco después del día 10, el precio volvió a bajar y al final de la cosecha, el productor pasó a recibir cerca de R$ 30,00 por saco. Incluso con estas variaciones, los principales productores que están acostumbrados a los altibajos de precios practicados durante la cosecha, tratan de cosechar el producto durante todo el período, haciendo un promedio de precios, lo que daría alrededor de R$ 50,00 a R$ 60,00 por una bolsa de 25 kg, que sin duda complació a la mayoría de los productores.

Por otro lado, el pequeño productor, que cosechó su siembra en una o dos fechas, si tomó un día cuando el mercado estaba bajo, seguro que no alcanzó un buen promedio y puede que no haya tenido un buen resultado este año.

Según explicó Pedro Marão, “la cosecha comenzó con buenos precios, pero a medida que avanzaba la cosecha, el precio bajaba debido a la gran cantidad de alimentos que ingresaban al mercado. Y al final, por la menor cantidad de tubérculos, el precio volvió a los niveles de inicio”.

El presidente dijo, al ser consultado si los productores salieron fortalecidos en esta zafra, que los agricultores que estaban al día con sus cuentas, tuvieron una buena cosecha. Pero algunos productores que concentraron sus siembras al principio, pueden haber sufrido un poco por la pérdida de calidad del producto. “Pero en general, todos se beneficiaron”, dijo.

Consultado sobre cuáles fueron los principales problemas que enfrentaron los productores este año, el presidente de la ABVGS mencionó que demasiado calor al inicio de la siembra perjudicó mucho la producción. “A medida que pasaban los meses, las temperaturas se hicieron más suaves y el cultivo se desarrolló mejor, lo que resultó en una mejor productividad.

El alto costo de los fertilizantes, debido a la guerra en Ucrania, impactó mucho en la planificación del productor”, explica Pedro.

Otra pregunta que hizo el diario al presidente de la ABVGS fue en relación a los avances en la siembra de este cultivo, así como el surgimiento de nuevas tecnologías y mejora en las ventas. Pedro Marão afirmó que la introducción de productos biológicos, que auxilian en la estructuración del suelo y en el combate de organismos que perjudican el desarrollo de la papa, está siendo cada vez más utilizada, tornando la producción aún más sostenible.

Según el diario, las pérdidas que en el pasado eran constantes durante la venta de productos, con muchos productores de papa vendiendo su cosecha y no recibiendo, son más difíciles de que ocurran. El mercado hacía la selección y las nuevas formas de investigación y encuestas sobre la idoneidad de los compradores ayudaban a evitar los viejos impagos que se producían.

Los productores también están hoy más calificados, muchos con sus hijos asumiendo el negocio y más atentos a las nuevas tecnologías, buscando más información y eso refleja tanto productividad como rentabilidad, según el diario.

La cosecha en la región debe haber producido alrededor de diez millones de sacos de 50 kg de papas y movido cerca de medio billón de reales, lo que demuestra el potencial del producto para el desarrollo de Vargem Grande do Sul y de la región.

Solo para manejar la cosecha en Vargem, este año se contrataron alrededor de 1.500 personas para trabajar en la cosecha y en las plantas de procesamiento. La mayoría procedía de algunos estados del noreste. Con ganancias que oscilan entre R$ 500,00 y R$ 600,00 por semana, durante estos cien días de cosecha, millones de reales fueron inyectados en la economía local a través de los trabajadores, muchos de ellos también llevando sus ahorros a sus ciudades de origen, ayudando a desarrollar su comunidades

Finalizando su entrevista con el periódico, Pedro Marão afirmó que con cada año que pasa, el agricultor se reinventa, demostrando que un año es muy diferente al otro, en todos los aspectos. “Los desafíos siempre ponen a prueba a los productores rurales. Y, de manera sublime, hace un trabajo espectacular, recordando siempre que gracias a su dedicación todos los días con la plantación, tenemos alimentos sanos y de excelente origen para alimentar a toda la población”, concluyó.

Fuente: gazetavg.com.br


Te puede interesar