Domingo 25 de Septiembre de 2022
El portal de la papa en Argentina
6.9%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos nubosos con lluvias moderadasBalcarceBuenos Aires, Argentina
    10° - 19°
  • Cielos nubosos con lluvias moderadasVilla DoloresCórdoba, Argentina
    - 20°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    11° - 22°
  • Cielos despejadosEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 13°
  • Cielos nubosos con lluvias débilesCandelariaSan Luis, Argentina
    11° - 22°
  • Cielos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    - 19°
  • Cielos despejadosSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    10° - 25°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Asia 24/04/2022

China: La papa ayuda a detener la desertificación

La humilde verdura trae tanto riqueza como un oasis a la población local

Mientras muchos saborean las papas de paquete o consumen papas fritas en locales de comida rápida, es probable que pocos sepan de dónde proviene la materia prima de estos populares snacks cuando se producen en China. Al enterarse de que la respuesta es el desierto, muchos se sorprenden.

La Región Autónoma de Mongolia Interior en el norte de China tiene la mayor extensión de tierra desértica y arenosa del país, por lo que enfrenta una grave amenaza de desertificación. Sin embargo, ahora, las papas están ayudando a convertir la arena en un oasis de vegetación.

La lucha de la región con la arena es un reflejo de la determinación del Gobierno central chino por proteger el medio ambiente y también el catalizador de medidas innovadoras para restaurar ese frágil entorno.

Durante muchos años, el país adoptó una serie de medidas para controlar sus desiertos. En 1978 comenzó una campaña contra la desertificación en el norte de China para plantar un enorme muro de árboles, que muchos llaman la Gran Muralla verde, a lo largo de la frontera con el desierto de Gobi para contener significativamente su expansión.

El proyecto, que se espera que esté terminado en 2050 y se extienda aproximadamente 4.500 kilómetros, ayudará a expandir la reserva forestal que había en el norte del país en 1960, de modo que pase a cubrir del 5 % al 15 % del territorio.

Este año marca el 41º aniversario del inicio del programa de voluntariado para plantar árboles del país, en el que Mongolia Interior es una parte clave. De 2016 a 2020, el trabajo en la región evitó y controló la desertificación de un promedio de 800.000 hectáreas al año, frenando efectivamente la expansión de los desiertos locales, informó el departamento forestal regional.

“Hace unos cinco años, cuando llegué aquí, no había plantas; solo el desierto de Mu Us se extendía hasta donde llegaba la vista”, señaló Chen Xiliang, líder del equipo de producción de papas para Lay’s, una compañía estadounidense de snacks que adquiere productos de su granja cooperativa en Ordos, Mongolia Interior.

Al ser el sitio donde se encuentran dos de los desiertos más grandes de China, el Mu Us y el Kubuqi, Ordos introdujo las papas como una medida importante para restaurar la tierra arenosa. Chen estuvo entre los pioneros cuando comenzó el proyecto en 2018.

“El Mu Us es único”, sostuvo Chen. “No tiene contaminación industrial y también encontramos abundante agua subterránea allí. Ambos son factores prometedores para el éxito de la siembra de papa a gran escala”.

Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de una supervisión constante de las plantas. “El campo se apoyaba en un sistema de tuberías de riego, pero cualquier pequeño error técnico implicaba meses de esfuerzo perdidos”.

Con la ayuda de varios expertos en agricultura, Chen y su equipo realizaron docenas de experimentos y cambiaron las técnicas de plantación muchas veces. Con el tiempo, pudieron pasar de tener un pequeño cultivo experimental a producir en plantaciones a gran escala.

En 2019, la finca de Chen se amplió a 2.000 hectáreas, lo que generó una cosecha lo suficientemente grande como para garantizar el rendimiento de productos de papa por un valor de 60 millones de yuanes (u$s 9,4 millones) al año.

Xu Youdong, director de la oficina de agricultura y ganadería de Ordos, señaló: “Si uno ve una foto aérea de Ordos, se pueden observar unos enormes círculos verdes en el desierto. Algunas personas bromean diciendo que son círculos misteriosos dejados por extraterrestres, pero en realidad son nuestros campos de papas”.

Para 2020, en Ordos había campos de papa que cubrían 13.266 hectáreas con una producción de 300.000 toneladas métricas de cosecha al año, según el buró de estadísticas de la ciudad.

“Las papas no solo traen riqueza a la población local, sino también un oasis”, sostuvo Chen. “Cuando mis hijos crezcan, verán con orgullo el milagro verde provocado por los esfuerzos de su padre”.

El gobierno de Mongolia Interior ha desarrollado muchas soluciones ecológicas innovadoras para controlar la arena y dar al mundo un ejemplo de cómo combatir la desertificación. Durante los últimos 30 años se ha promovido una campaña de ecologización en el desierto de Kubuqi, que incluye medidas como la restauración de la vegetación, el turismo ecológico y una industria en torno a la energía solar.

Fuente: diariouno.com.ar


Te puede interesar