Jueves 19 de Octubre de 2017
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Intervalos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 18°
  • DespejadoVilla DoloresCórdoba, Argentina
    11° - 28°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    12° - 22°
  • DespejadoEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 24°
  • DespejadoCandelariaSan Luis, Argentina
    12° - 29°
  • Intervalos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    10° - 22°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    17° - 27°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Argentina 01/08/2017

Argentina: Pepsico, del cierre de la planta Florida a la expansión en Mar del Plata y la importación de chizitos desde Chile

Radiografía de la situación actual de la empresa que apuesta por la ciudad balneria; la fábrica en el Parque Industrial pasó de tener 70 empleados en 2007 a 758

Apenas un par de horas de pausa, suficientes para el desarrollo de una asamblea de personal y hacer explícito el mensaje de solidaridad hacia sus compañeros despedidos a 400 kilómetros de distancia. También algún cartel en la puerta de acceso principal, con la queja de gremios. Pero no mucho más. La actividad de la fábrica de snacks local de Pepsico se mantiene con absoluta normalidad y no ha mostrado alteraciones en su ritmo de producción, aun a pesar del conflicto que hace un mes disparó la pérdida de más de 500 puestos por el cierre de la otra planta que funcionaba en Vicente López.

Aquí, en las modernas y ampliadas instalaciones que esta multinacional dispone en el Parque Industrial General Savio, a unos 20 kilómetros al Sur del microcentro marplatense, la elaboración de alimentos de copetín se lleva adelante casi sin respiro. Se trabaja durante las 24 horas, en tres turnos y cada vez más cerca de los 800 empleados. Casi el 10% se incorporó entre mayo y junio últimos. "Nunca se sumó tanto personal en tan poco tiempo", dijo a LA NACION Diego Deri, uno de los siete miembros que tiene la Comisión Interna del personal de esta planta.

A la fecha no hay empleados trasladados desde Vicente López ni certezas sobre otra ola de incorporaciones que se comentó como una suerte de compensación de la merma de producción que significó la paralización y cierre de una de las dos plantas. Fuentes de Pepsico confirmaron a este medio que existe un plan de expansión productiva para Mar del Plata. "Pero en este momento no podemos abrir cantidad de nuevos ingresos ni los plazos por motivos de confidencialidad", aclararon.

Sí se encargaron de destacar que esta planta viene creciendo e incrementando de manera sostenida su personal durante los últimos años. De 70 empleados que tenía en 2007 se llegó a las actuales 758, informaron.

A su vez, desde la empresa destacaron que las ventajas logísticas de esta nueva planta, más cercana a la zona de producción de papas en la provincia de Buenos Aires, junto con una posibilidad de minimizar la influencia de los delegados gremiales de izquierda, fueron los motivos que impulsaron el cierre de la operación en Florida y su traslado al polo industrial marplatense.

Mientras avanza en ese proceso de transformación productiva, la compañía abastece parte de sus ventas al mercado local con productos importados desde Chile, aunque su participación es minoritaria. Dentro del consumo nacional de snacks salados, la importación desde el país trasandino por parte de Pepsico asciende al 3%, con un 70% correspondiente al producto Lays Stax, que no se fabrican en la Argentina (fue el 97% en 2016).

Este año, a su vez, Pepsico comenzó a importar chizitos de maís desde Chile, y acumuló en el primer semestre compras de casi US$ 100.000. En tanto, el ingreso de palitos en igual período representó un total de US$ 136.000, mientras que las compras de tostadas saborizadas totalizaron US$ 140.500. Al mismo tiempo, este año creció también la importación de copos de papa (había caído un 50% el año pasado), aunque disminuyó el ingreso de papas fritas en paquete , luego de un crecimiento del 30% en 2016.

Los planes en el horizonte

El patrullero de la policía de la provincia de Buenos Aires estacionado frente al establecimiento es una secuela de la inquietud que generaron los episodios de violencia registrados hace poco más de dos semanas en la planta de producción de la localidad de Florida, en el Gran Buenos Aires, donde se desempeñaban 536 trabajadores. Mientras allí se enfrentaban despedidos con uniformados que concretaban el desalojo de las instalaciones, aquí en la puerta apenas hubo algunos bombos y gritos de la mano de organizaciones sociales y gremiales. No pasó de eso.

"Se hizo una asamblea democrática, se escuchó a todos y el resultado del voto fue un gesto de solidaridad de esta planta para con los compañeros cesanteados antes de volver a trabajar", recordó Deri. Y enseguida se pusieron en marcha todas las máquinas para reanudar la tarea.

El personal local responde al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) que en territorio bonaerense conduce Luis Bernabé Morán. Con jurisdicciones repartidas entre conducciones gremiales, los empleados despedidos en Vicente López correspondían a la Filial Buenos Aires, que lidera Rodolfo Daer.

 

En medio de aquellos episodios, el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, había anticipado a LA NACION que -según le habían comunicado directivos de la empresa- el proyecto de reconversión de Pepsico implicaría la creación de unos 150 nuevos puestos en su planta de producción marplatense, la única que ahora tiene en el país. La otra sede es administrativa y funciona en Barracas. La mayoría de los nuevos empleos en la filial marplatense fue previo a ese conflicto, según confiaron trabajadores de la firma en esta ciudad.

Pepsico eligió Mar del Plata en 1997, cuando compró la fábrica Pehuamar. Transformó aquella planta y creció de manera constante. Ahora, según se pudo conocer, están avanzadas y próximas a su finalización las obras para poner en marcha a la brevedad al menos dos nuevas líneas de producción. Una se enfoca a la elaboración de papas fritas, que reemplazará a otra actualmente en uso que requería modificaciones para adecuarse a nuevos avances tecnológicos. La restante se destinaría a Detodito, una de las marcas de Pepsico que combina en un mismo paquete varios de los productos de snacks más reconocidos y preferidos entre sus consumidores.

Personal de planta estima que el funcionamiento de estas nuevas líneas no implicaría -al menos en lo inmediato- generación de gran número de nuevos empleos. Sí, entienden, se pueden mantener ingresos por "goteo", con pequeñas incorporaciones a medida que la demanda y las exigencias lo requieran.

Ricardo De Rosa, secretario de la Producción del partido de General Pueyrredon, confirmó que los conflictos en la planta de Florida no tuvieron eco en la fábrica que Pepsico tiene en el parque industrial local. "Para nosotros es una de las empresas que se desempeña con compromiso y mantiene proyecto renovados de crecimiento en nuestro distrito", dijo. Recordó que cada uno o dos años, en los casi diez que lleva estas tierras, inauguró nuevas instalaciones dentro del amplio lote que se les ha cedido.

Fuente: La Nación


Te puede interesar