Miércoles 16 de Octubre de 2019
El portal de la papa en Argentina
15.69%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 17°
  • Cielos nubososVilla DoloresCórdoba, Argentina
    - 21°
  • Cielos cubiertos con lluvias débilesRosarioSanta Fe, Argentina
    12° - 17°
  • Intervalos nubososEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 19°
  • Cielos nubososCandelariaSan Luis, Argentina
    10° - 21°
  • Cielos nubosos con lluvias débilesChoele ChoelRío Negro, Argentina
    - 18°
  • Intervalos nubososSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    - 21°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Argentina 23/08/2019

Argentina (La Plata): El precio de las verduras "por las nubes"

La papa llega a pagarse a $ 35 el kilo en el centro y en otros comercios de la periferia está a $ 20 el kilo.

Hay frutas y verduras que en los últimos días experimentaron una fuerte suba de precio y el consumidor ya no sabe si es por la disparada del dólar, por una cuestión estacional o por ambas cosas. Lo cierto es que algunos productos de uso habitual en la gastronomía diaria, como el morrón, se vende a unos $200 el kilo y hasta la cebolla que siempre fue de las verduras más económicas, se exhibe a $ 65 el kilo o más.

No hay una única razón que explique los precios “por las nubes” de frutas y verduras: comerciantes y productores coinciden que el dólar es uno (por la mercadería que se importa y la que se exporta), pero también se suman factores estacionales, contingencias climáticas, el costo de los insumos y aumentos en los gastos de logística y distribución, entre otros factores.

En algunas frutas y verduras las subas son tan pronunciadas que “asustan” a los clientes, como admitía a EL DIA Gerardo, verdulero de 19 y 46: “Todo aumentó bastante y la gente se queja”. Un caso es el de la banana, una de las frutas más consumidas por los argentinos, que ya se vende a entre $88 y $98 el kilo, porque “viene de afuera”. Es que si bien en el norte del país hay una zona tropical que la produce, apenas alcanza para cubrir una fracción del mercado local, por lo que la importación de esta fruta arrasa. Con la cebolla lo mismo pero al revés: como se exporta a Brasil, aumentó.

Sin embargo, en la cadena de producción los quinteros se quejan de que ellos son los mas perjudicados porque deben afrontar la compra de ciertos insumos a precio dólar, pero al momento de vender, por ejemplo, por una jaula de acelga - con 12 paquetes - les pagan $ 50, menos de la mitad del valor que tiene en el Mercado Regional.

Salvador Vides, de la Asociación Platense de Horticultores Independientes, opina que en los insumos nacionales no deberían sufrir sobresaltos, ni vaivenes en los costos, sin embargo subieron entre el 15 y el 30 por ciento y lo que llega de afuera, claro está, se mantiene atado a un dólar que no baja de los 60 pesos, “por las dudas”, acota el productor.

“Mientras todo eso pasa en la economía, nosotros seguimos vendiendo el cajón de acelga a $ 50 y del mercado sale a $120; por el cajón de apio - con unas 10 plantas - nos pagan unos $ 50 y en el Mercado se vende a $ 100”, asegura Vides.

Lo que no todos los consumidores saben es que si el mismo cajón de apio se vende en una quinta de difícil acceso, el intermediario llega a bajar su valor a la mitad y el productor lo entrega por unos $20 o $30, la mitad de lo que le dan a quien tiene su quinta en un área pavimentada.

Aunque se reconoce que hay productos como la lechuga que están dejando mayor margen de ganancia, venden el cajón a $150 y en el Mercado está a $250, Vives asegura que la actual crisis les “pega mal”.

En relación a por qué hay verduras tan caras como por caso el morrón, se indica que en estos meses solo se está produciendo algo en la zona de Parque Pereira, pero el volumen es poco significativo por lo que se trae de las provincias de Salta, Jujuy y Corrientes, lugares en los que, aunque nevó y se estropeó parte de la cosecha, hay zonas protegidas.

“Los quinteros somos los únicos que escapamos de las crisis corriendo para adelante, ahora ya hay plantado tomate y pimiento que estarán listos en unos 45 días o dos meses, otros prevén plantar en septiembre; apostamos a que el mañana sea mejor, aunque no podamos sembrar grandes cantidades porque tenemos algún grado de endeudamiento”, apunta el productor.

En ese marco, no se sabe si habrá cantidades suficientes y abundancia de ofertas, porque los productores dicen que las semillas están casi impagables y desinfectar el suelo de insectos y otras plagas que lo afectan, como los nemátodos, es carísimo ya que las soluciones que se aplican son importadas.

También se dispararon incluso mas del 30 por ciento los precios del polietileno y de los sistemas de riego.

Todas esas cuestiones hacen que los productores se sientan víctimas del mercado y esperen el momento en el que de alguna manera se reactive el consumo. “En algún momento sería bueno sentar a las organizaciones para abordar la comercialización con quienes venden nuestros productos, determinar cuánto y cómo producir para ser previsibles y no terminar ni tirando lo que producimos de mas, ni vendiendo caro porque haya poca producción”, concluyó el quintero.

Los productores que participan del programa “El mercado en tu barrio” también se quejan porque bajaron las ventas. “Tenemos todo mas barato, pero la gente no tiene un peso”, resume Rosalía, en un puesto de 1 y 72.

La disparidad de precios también llama la atención y hay consumidores que se quejan porque los valores que pagan dependen del barrio en el que viven. Por ejemplo, el kilo de cebollas en la zona de 47 y diagonal 73 ronda entre los $ 60 y los $78 kilo y en Altos de San Lorenzo está $ 30 el kilo.

“El precio del alquiler de los locales debe ser diferente, pero hay verdulerías del centro de La Plata por las que no se puede ni pasar por la vereda”, se queja Marta, una vecina de 5 y 54.

La papa llega a pagarse a $ 35 el kilo en el centro y en otros comercios de la periferia está a $ 20 el kilo; el atado de acelga está en algunas verdulerías $ 30 y en otras, a $ 15.

En la fruta también se aprecia la diferencia de precios, principalmente en aquellas que no son de estación como por ejemplo la manzana. “En donde vivo, barrio Norte, me pidieron $ 70 el kilo de manzana y mi mamá consiguió en Los Hornos tres grandotas de la marca mas conocida que hay, a $30”, afirma Silvia.

Según el último relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, en promedio, los consumidores pagaron 5,1 veces más de lo que cobró el productor por sus productos en sus campos.

5,1

veces es la diferencia de precio entre el precio que le pagan al productor y lo que luego se vende al consumidor final para un promedio de 25 principales productos agropecuarios que se sirven en la mesa familiar, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

184%

es la diferencia porcentual entre lo que recibe el productor y el precio que paga el consumidor por el tomate. Naranja, limón, pera y manzana son los de mayores brechas, sobrepasando el 800% en el caso de la naranja.

Fuente: https://www.eldia.com


Te puede interesar