Martes 21 de Noviembre de 2017
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Intervalos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 17°
  • DespejadoVilla DoloresCórdoba, Argentina
    14° - 29°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    14° - 24°
  • DespejadoEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 24°
  • DespejadoCandelariaSan Luis, Argentina
    16° - 32°
  • Cielos NubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    10° - 24°
  • Cielos nubosos con lluvia débilSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    20° - 26°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Argentina 01/05/2017

Información técnica: Desinfección de papas almacenadas con dióxido de cloro

La aplicación de Dióxido de Cloro luego de la cosecha asegura no sólo la eliminación de patógenos sino además que no deja residuo alguno en la superficie ni en el interior de los productos.

Uso en Frutas y Hortalizas

La producción, recolección, almacenamiento y comercialización de frutas y hortalizas se desarrollan en un ámbito y condiciones favorables a la contaminación bacteriana, vírica y fúngica, por naturaleza. Los requerimientos sanitarios del mercado son cada vez más fuertes y restrictivos.

Tanto los productores como la industria de proceso de frutas y verduras están muy concienciados respecto al contenido de microbios en sus producciones, así como el control fitosanitario de sus materias primas, ya que afecta no solamente a la calidad de las producciones que desarrollan, sino también a su valor en el mercado.

Tal es el grado de conciencia en cada una de las etapas de esta industria, que permanentemente se crean e investigan métodos y fórmulas con el objetivo de encontrar y desarrollar productos que sean absolutamente inocuos para el consumo humano, y planteen una eficaz barrera a patógenos que además de bajar el valor de una producción, puede llevar a una completa destrucción de la misma.

Además de ello, la contaminación de frutas o verduras con Salmonella, E. coli 0157:H7 y Hepatitis A, como ejemplo de una situación bastante común, puede causar serios problemas a la salud humana, pudiendo provocar en las personas que las consumen, desde afecciones y enfermedades, hasta la muerte. De allí la importancia de la seguridad de los productos y su responsabilidad en controlarlos y suministrar al mercado productos sanos, nutritivos, e inocuos para la salud humana.

Usos recomendados

Lavado de frutas y verduras

·Después de la cosecha suele realizarse el lavado de las frutas y hortalizas a fin de higienizarlas y prolongar la vida útil de las mismas.

·La aplicación de Dióxido de Cloro en ese proceso asegura no sólo la eliminación de patógenos sino además que no deja residuo alguno en la superficie ni en el interior de los productos, ya que a diferencia del hipoclorito de sodio (cloro) no forma ningún tipo de subproductos dañino para el hombre y el medio ambiente (cloraminas y trihalometanos). Además al ser un gas, en pocas horas el mismo se disipa en el ambiente, no dejando rastro alguno más que una superficie esterilizada.

·Esto permitiría sustituir productos que pueden estar prohibidos por Normas de Procedimientos debido a los posibles residuos de los mismos al momento de su comercialización o consumo. Nos referimos a tratamientos antifúngicos, antibióticos o antibacterianos que pueden no estar reconocidos o directamente prohibidos en ciertas Legislaciones y procesos. Igualmente, si se aplicaran productos permitidos en tal sentido, en este proceso, el Dióxido de Cloro no interactúa con los mismos, pudiendo aplicarse en forma conjunta e indiscriminadamente.

Desinfección de almacenes, fábricas y áreas comunes

·Puede resultar de gran utilidad una desinfección por nebulización, tanto en las naves de almacenamiento, como en las áreas de procesamiento y cámaras de frío. La nebulización es de fácil aplicación, con una máquina que dispensa microgotas de DIÓXIDO DE CLORO alcanzando techo y paredes, a efectos de abatir todo agente contaminante que pudiera quedar en los mismos instalaciones como son las tuberías, columnas, chapas, etc.

·Debido a que el Dióxido de cloro es inocuo para el hombre, en bajas concentraciones, el mismo puede realizarse en cualquier momento, con productos e incluso personal operando en estas áreas, aunque puede resultar molesta la humedad que la misma produce, pero una vez seco, no hay complicación alguna.

·El uso continuo de agua tratada con un máximo de 25 ppm de Dióxido de Cloro (1/2000), elimina todo germen existente en suelos y paredes.

·Adicional al beneficio de tener unos suelos y paredes desinfectadas, el gas ClO2 al evaporarse elimina bacterias del aire y techos de las naves.

Algunas ventajas del uso del Dióxido de Cloro

·Gran capacidad oxidante frente a bacterias, virus, esporas, algas, etc., que consigue una gran efectividad y consecuentemente dosificar cantidades muy inferiores a las requeridas para el cloro. Esto ofrece grandes ventajas tanto para desinfección de agua potable, como para aguas calientes de circuitos sanitarios.

·Su acción no se ve afectada por las variaciones del pH.

·Eficaz acción biocida y germicida frente a muchas especies resistentes al cloro, (ferro y sulfo-bacterias, algas, legionella, salmonella etc.)

·Acción germicida en la mitad de tiempo que el cloro, reducción de espacio y costes de los eventuales productos reactivos.  

·Mayores tiempos de permanencia en la red, con mayor efectividad en tuberías de distribución largas.

·No forma compuestos clorados, capaces de alterar las características organolépticas de las aguas tratadas, con formación de olores y sabores desagradables.

·No forma trihalometanos y cloraminas, compuestos muy peligrosos y cancerígenos, típicos de la dosificación de hipocloritos.  

·Excelentes propiedades desodorizantes en fase de pretratamiento, gracias a la oxidación de compuestos orgánicos con bajísimos niveles de perceptibilidad.

·Ausencia de reacción con el ión amonio eventualmente presente en las aguas que permite al dióxido de cloro de mantener sus excelentes capacidades germicidas

·Ausencia de reacción con el ión bromuro (a diferencia del ozono), evitando la formación de compuestos orgánicos de bromo.

·Elevada solubilidad en el agua, incluso a temperatura relativamente elevada, lo cual incrementa su rendimiento.

·El dióxido de cloro no altera las características organolépticas del agua tratada (olor y sabor), dejando inalteradas las propiedades de la misma.

·Por último y más relevante, el Dióxido de cloro ClO2, elimina las biopelículas en los circuitos de tuberías y depósitos impidiendo posibles rebrotes bacterianos.

Fuente: http://www.ecodena.com/descargas/Nota_informativa_Dioxido_de_cloro_para_Frutas_y_Hortalizas.pdf


Te puede interesar